Cuando se habla de una cerca electrificada no se trata más que de un energizador de alto voltaje, el cual envía pulsos de corriente directa mediante un circuito de alambre (líneas de alto voltaje).



Dicha señal se distribuye a lo largo de todo el circuito, creando descargas cuando se tiene contacto con un elemento que haga tierra como puede ser un ser humano.



Si una persona toca algún punto del circuito, los pulsos pasarán a través de ella para llegar a tierra, lo cual es una violenta descarga eléctrica que crea contracciones musculares intensas, desorientación y hasta pérdida del conocimiento sin ningún efecto mortal.



Gracias a este método, se ahuyenta a posibles ladrones sin atentar contra su vida, ya que la corriente generada es muy pequeña (hablamos de micro amperes) a pesar del alto nivel de voltaje. En Cercas PLASA tenemos cercas electrificadas con tecnología de vanguardia, llámanos para ampliarte los detalles.